A veces, no es necesario cruzar un océano para admirar impresionantes tesoros naturales, artísticos y culturales. Lugares costeros como: la Costa Azul, el Algarve o Cinque Terre poseen un encanto único que vas a descubrir cuando los visites.

Siempre es un buen momento para una escapada urbana a Roma, París o Lisboa. Estas capitales invitan a visitar míticas calles, museos, mercados, tiendas, restaurantes, monumentos… Encontrar un hotel en el centro de alguna de las tres ciudades, algunas veces con desayuno incluido, terrazas con vistas y otros servicios que los hacen muy especiales es crucial para recorrer cómodamente todos los rincones de estas grandes urbes.

Francia, Italia y Portugal también presumen de regiones rurales de singular belleza como Provenza, Toscana o el Alto Duero. En ellas se localizan tanto tranquilos rincones como transitados pueblos. El homenaje al vino y a la dieta mediterránea también harán las delicias también de tu paladar.

La historia de estos tres países nos ha dejado muchas ciudades importantes para visitar, mucho más allá de sus capitales:

- Florencia: perfecta para conocer el esplendor del renacimiento.
- Burdeos: castillos medievales y una tradición vinícola inigualable.
- Oporto: ostenta un impresionante urbanismo que descubrirás cuando pasees por ella.
- Milán: otra metrópoli sorprendente para entender toda la historia de Italia.
- Lyon: canales, puentes, puro encanto medieval.
- Coímbra: otro precioso núcleo del medievo muy interesante para comprender el pasado de Portugal.

Ventas disponibles