El místico Oriente: dunas, fuertes y palacios

Dubái e India

Vuelos incluidos Vuelos incluidos

Vuelos incluidos

La Qila, Delhi

Vivaana Haveli. Mandawa

Burj Al Arab, Dubái

Desierto de Dubái

Fort Rajwada. Jaisalmer

Hotel Hilton. Jaipur

Hotel Jaypee Palace. Agra

Lago Gadi Sagar, Jaisalmer

Lallgahr Palace. Bikaner

Lallgahr Palace. Bikaner

Palacio Amber, Jaipur

Deira, Dubái

Mausoleo de Jaswant Thada, Jodhpur

Mercado de Jaisalmer, Rajastán

Mezquita de Jumeirah, Dubái

Palacio del Agua, Jaipur

Hotel Crowne Plaza Mayur Mahur. Delhi

Playa de Dubái

Puente y fuentes al Burj Khalifa

Sheraton Creek Hotel. Dubái

Taj Mahal, Agra

Vaca sagrada

Hotel Crowne Plaza Mayur Mahur. Delhi

Una romántica aventura de 15 días por los palacios, fortalezas y bazares del triángulo de oro de la India y el lujo cosmopolita de los rascacielos y dunas de Dubái

Dijo Martin Luther King al pisar suelo indio por primera vez que mientras en otros países era un turista, en la India era un peregrino. Todo el que se acerca al este país lo hace en busca de algo, y la India, con ese lienzo de espiritualidad que ha tejido en sus templos y altares, en las sonrisas de sus gentes y las coloridas y bellas maneras en las que eligen venerar a sus dioses, nos ofrece respuestas en cada esquina. Oriente nos espera, misterioso, indescifrable, vibrante, místico y lleno de vida, para redescubrir el salto sin red que se esconde tras la palabra ‘viajar’

Y es que mientras Dubái nos recibe con el fastuoso lujo que la ha convertido en la metrópolis del futuro, con los rascacielos más altos jamás construidos (la vertiginosa aguja del Burj Khalifa araña el cielo a 828 metros de altitud), centros comerciales que son ciudades en sí mismos y los bellos restos del pequeño puerto de mercaderes que una vez fue; es entre las dunas de su interminable desierto, viendo atardecer sobre sus lomas doradas y calentándonos junto al fuego de nuestro campamento beduino, donde descubrimos que no hay mejor abrigo que un manto de estrellas.

A veces es la naturaleza la que habla, y los desiertos del Rajasthan resultan hablar el mismo idioma que las beduinas dunas de Dubái: silencio. Esta tierra de reyes, joya de la corona india, esconde la esencia de un país: fuertes y templos de leyenda, ciudades azules, doradas, rosadas... Descubre las huellas de la ruta de la seda en los extraordinarios murales de las mansiones havelis que un día fundaron los ricos mercaderes de Mandawa, recorre las inexpugnables murallas de Bikaner para descubrir la fantasía hindú de sus pinturas incrustadas con piedras preciosas, mira a la azulada Jodhpur desde el Fuerte de Merhangarh, un fortín inconquistable que resistió durante cientos de años maldiciones y ejércitos de elefantes. Conmuévete ante los delicados templos que flotan etéreos sobre las aguas sagradas del lago de Gadsisar en Jaisalmer, admira el espectáculo cromático de cientos de saris entrecruzándose en los bazares de la hermosa Jaipur y disfruta del mágico ritual de comer un thali por primera vez con las manos. Ante el Taj Majal, una de las siete maravillas del mundo, “la personificación de todas las cosas puras” como dijo Kipling, recuerda que el Shah Jahan construyó con perfecta armonía, inmaculado mármol blanco e indescribible de belleza, el más grande monumento al amor en recuerdo de su esposa. Ese mismo amor que defendió Gandhi como arma invencible y que liberó a un país. Frente al modesto Raj Ghat, que conmemora el lugar de su incineración, y tras despedirnos de la India en los palacios, imponentes edificios gubernamentales, grandes avenidas y bellos mausoleos de su capital, recuerda sus palabras: allí donde hay amor, hay vida.

No te pierdas

  • Pasar la noche mirando las estrellas anidado entre las dunas del desierto dubaití, en un verdadero campamento beduino
  • La incomparable belleza de Jaipur, la ciudad rosada, con el virtuosismo decorativo de su Fuerte Amber, y el animado ritmo de sus bazares
  • Conmovernos ante la armonía, la pureza y el abrumador romanticismo del Taj Majal, una de las siete maravillas del mundo moderno

¿No te puedes comprometer a hacer una reserva en este momento?

Bloquea una fecha por solo 25 € mientras decides.

  • Paga 25 € para bloquear una fecha hasta el final de la venta.
  • Si decides efectuar la compra, este importe se descontará del precio final de la compra. Si cambias de idea y no completas la compra, el dinero será depositado en tu cuenta de Secret Escapes.

Importante: Por favor, ten en cuenta que bloquear una oferta no significa que hayas puesto un depósito para la misma y tampoco es una reserva completada o garantizada. Bloquear una fecha solo previene que otros socios reserven la fecha que tú has escogido mientras te decides. Secret Escapes no se hará responsable de ningún costo incurrido en caso de que esa fecha no esté disponible para reservar y el bloqueo de la oferta sea cancelado.

Para más detalles, por favor consulte nuestra página de Preguntas Frecuentes y nuestros Términos y Condiciones